Un control de accesos se realiza mediante tarjetas electrónicas o magnéticas que proporcionan el nombre de la persona que entra y la hora, en lugar de una simple identificación o una llave.


Esta puede ser una solución que permite la supervisión de varios edificios o instalaciones, junto a sistemas de videovigilancia, detección de intrusión, iluminación, alarma contra incendios, etc.


De esta forma, es posible crear sistemas de vigilancia integrales, que cubran cualquier punto ciego de las instalaciones y reducir al mínimo la vulnerabilidad en temas de seguridad y protección.


Un control de accesos bien planificado y diseñado, ofrece las siguientes ventajas:


  • Protección a las instalaciones
  • Supervisión de emplazamientos remotos
  • Seguridad para empleados, visitantes, clientes e instalaciones
  • Información de situaciones extraordinarias
  • Rastreo y control de personas en caso de evacuación
  • Generación de reportes
  • Acceso restringido y limitado a áreas de importancia de una empresa
  • Mayor seguridad y gestión del personal
  • Gestión de visitantes


Contáctanos. En Sistemas Integrales de Alarmas nos dedicamos a proteger tus instalaciones al máximo.